0
0 Carrito (vacío)
Omega Krill - 30 softgels

Omega Krill - 30 softgels

16,90 € Impuestos incluidos

Omega Krill es un complemento alimenticio a base de aceite de krill antártico rico en ácidos grasos omega-3, en particular EPA y DHA.

Reference
P39789
Fuera de stock

Yamamoto Research Omega Krill es un complemento alimenticio a base de aceite de krill antártico rico en ácidos grasos omega-3, en particular EPA y DHA.

Además, el EPA y el DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón (el efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de EPA y DHA).
Además, el DHA contribuye a mantener la función cerebral normal y la capacidad visual (el efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de DHA).

Krill es el término genérico que designa a los pequeños camarones de las aguas frías de la Antártida, que están compuestos principalmente por ácidos grasos omega-3 de cadena larga, como el EPA y el DHA, que ya han demostrado tener propiedades beneficiosas y pluripotenciales.
El krill forma la mayor biomasa del planeta, y se considera una de las prácticas más sostenibles del mundo. El aceite de krill está compuesto principalmente por los ácidos grasos poliinsaturados EPA y DHA.

Lo que distingue al aceite de krill de los aceites de pescado es su alto contenido en antioxidantes (el principal antioxidante presente es la astaxantina) y fosfolípidos. Estos compuestos hacen que el aceite sea más estable, mantienen la integridad de los frágiles ácidos grasos y mejoran su biodisponibilidad. Los fosfolípidos aseguran el transporte de los ácidos grasos a las membranas celulares y desempeñan un papel esencial en la protección de las neuronas del cerebro.

El krill es de origen antártico y, al tener un origen en la base de la cadena alimentaria, se alimenta de fitoplancton, y queda totalmente protegido de los problemas de contaminación por metales y mercurio.

Sus particularidades, caracterizadas por una presencia muy elevada de omega 3 altamente biodisponible, permiten utilizarlo para una variedad de fines beneficiosos para la protección de la salud. Según numerosos estudios, el aceite de krill reduce la inflamación crónica, especialmente del corazón y del sistema vascular, con un importante reconocimiento por parte de la EFSA como sustancia protectora contra el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Actúa contra la hipertrigliceridemia y facilita la intervención sobre la hipercolesterolemia.
Tiene un impacto decisivo sobre la inflamación crónica de las articulaciones, en particular sobre los síntomas de la artritis y la artritis reumatoide. La mayoría de las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia tienen una grave carencia de este ácido graso, que es esencial para el crecimiento del bebé, reduce el riesgo de parto prematuro y favorece el pleno desarrollo de los sistemas neurocerebral e inmunitario.

Valores nutricionales para una dosis :

Una dosis = 2 cápsulas

Aceite de Krill 1000 mg

Total de Omega 3: 216 mg

EPA 108 mg

DHA 58 mg

astaxantina 360 µg

Uso recomendado: tomar 2 cápsulas blandas al día, preferiblemente con las comidas.